Reseña Histórica

JCR

de punta en blanco… y verde

Referirse al rugby del Jockey Club es marcar la vigencia de una escuela de rugby, si bien la actividad rugbística comenzó en 1954 (como práctica organizada), fue a partir de 1979 que comenzó a evidenciarse un gran crecimiento que se refleja en todos los títulos obtenidos por las distintas divisiones, no sólo en los torneos locales sino también a nivel nacional.

El kick off de esta historia data de 1953, año en que se construyó la primera cancha de rugby en el Country. La misma estaba ubicada cerca de lo que hoy es la sede del golf y por ese entonces era utilizada por los clubes Universitario y Uru Curé, en cuyos equipos jugaban algunos socios del Jockey.

Un año después comenzó la práctica organizada y competitiva. Thomas S. Fogg nucleó un grupo de muchachos muy entusiasmados con el juego de la pelota ovalada y arcos en forma de hache y formó el primer equipo del Jockey, que por la edad que acusaron sus integrantes resultó de 4º división. Fogg también diseño la camiseta, la verdiblanca de rayas gruesas. El 13 de mayo de 1954 el Jockey Club de Rosario se afilió a la Unión Argentina de Rugby. Este equipo, capitaneado por Guillermo J. Fogg obtuvo el 3º puesto compartido (tras Universitario (Campeón) y Atlético del Rosario (Segundo).

Con trazo fino, sin prisa pero sin pausa, Jockey comenzaba a escribir su historia. El 3 de octubre de ese año, el Jockey Club de Rosario enfrentó a su homónimo de Córdoba y jugó así su primer partido amistoso con un equipo no rosarino.

En 1955 se integra por primera vez un equipo de primera división y enfrenta en un partido amistoso a Deportiva Francesa.


1979, un año inolvidable

La gira del 1979 es un hito en la historia del Jockey, produjo un crack, marcó un antes y un después.

El motor principal en la programación y ejecución de esta gira fue Jorge Orlandoni, en la que se manifestó la idea de contar con instalaciones propias para la gente de rugby, un Club House con espíritu y códigos de rugby. Cuando volvieron de Europa esta idea comenzó a plasmarse.

Se aportaron las 100 primeros ladrillos para la construcción del Club House que se inauguró oficialmente en 1994.

Tras la gira, nuevos camadas de jugadores aportaron sus talentos al plantel superior. Mientras tanto, una situación que parecía inmodificable, cambió. Plaza y Duendes compartían la hegenonía del rugby rosarino, pero Jockey irrumpió en escena.

En los años ‘80 Jockey comienza a tener un protagonismo más marcado no sólo en el rugby local sino también a nivel nacional. Los títulos en distintas divisiones comienzan a ser moneda corriente, como así también el aporte de jugadores a los seleccionados de la Unión de Rugby de Rosario y de verdaderas figuras a Los Pumas.

Fue un crecimiento sostenido que explotó en la última década del siglo, donde se consiguieron 7 de 12 títulos, en primera división, y en donde Jockey siguió, paralelamente, aportando jugadores y entrenadores a distintos seleccionados, lo que no deja de ser un motivo de orgullo.


Los títulos

La cancha de Buenos Aires Cricket & Rugby Club fue el escenario elegido para la final del Nacional de Clubes 1997. Allí, ante un número importante de asistentes, Jockey volvió a escribir su nombre en la historia del rugby argentino, siendo el primer club del interior en ganarlo, convirtiéndose en el número uno del país. La definición, exquisita, está grabada a fuego: salida alta de Hindú, Fernando del Castillo que toma la pelota en el aire, desparrama varios rivales en un zig zag incontenible y levantando el puño de su brazo izquierdo vuela de palomita al ingoal de los de Don Torcuato, try del Jockey Club de Rosario y la corona que había sido un patrimonio casi exclusivo del rugby porteño quedaba por primera vez en manos de un equipo del interior y viajaba a Rosario.

Si bien este certamen fue quizás el mayor logro de la gente de Fisherton, no fue el único en su rica historia. En 1989 se hace acreedor del Torneo de Clubes Campeones, organizado tradicionalmente por el Mendoza Rugby Club, y de los Campeonatos locales en 1985 (compartido con Atlético del Rosario), 1986, 1987, 1988, 1989, 1990, 1992, 1994, 1995, 1997 (compartido con Duendes), 1998 y 1999; se suma también la Copa Federal de Clubes, obtenida en ese último año.

Pero Jockey, a lo largo de los años, también fue cosechando triunfos en las divisiones inferiores. Los más significativos fueron 1987 y 1999, cuando obtiene los campeonatos en "todas" las categorías de los torneos organizados por la Unión de Rugby de Rosario.

Detrás de los logros hay un trabajo incesante de mucha gente, apoyo institucional y por sobre todo una gran cantidad de talento en las figuras que van apareciendo de la gran cantera del barrio de Fisherton. Protagonista excluyente de la última década, Jockey se convirtió en un modelo que tuvo y tiene un desarrollo inigualable que cambió, sin lugar
a dudas, la historia del rugby de Rosario.


En el rugby reducido

El seven es una modalidad dentro del rugby en la cual los jugadores de Fisherton mostraron su ductilidad y fueron grandes protagonistas. Pero es a partir de 1974 cuando el verdiblanco inicia una serie de buenas actuaciones en el rugby reducido. Formado por Paco Maidagan, Vítola, Mainini, Mattos, Ansaldi, Orlandoni y Bóttoli (Supervisados por Roberto Villavicencio) se adjudica el seven nocturno de GER. Pero la culminación, su punto más alto, Jockey lo logra en 1994 cuando obtiene el Seven de la UAR. Ricardo Paganini fue el entrenador de ese equipo cuyo capitán fue Rodrigo Crexell.

Nada es producto de la casualidad. Es por eso que la capacidad para jugar y entender el Seven se traduce en los jugadores que aportó a los Pumas. Nombres como los de Guillermo y Fernando del Castillo, Rodrigo Crexell, Ezequiel Jurado, Martín Sugasti y Pedro Baraldi integran una galería exclusiva de hombres que pasearon su capacidad por Sydney, Catania, Hong Kong, Punta del Este, Edimburgo, Murrayfield, Camberra, Taipei y Mar del Plata. Los entrenadores no quedaron al margen, ya que Ricardo Paganini aportó lo suyo, llegándose a desempeñar como Head Coach de Pumas de Seven.


El aporte a Seleccionados

Jockey Club siempre aportó jugadores de una gran capacidad a los seleccionados. Francisco Landó fue el primer convocado para un seleccionado de la URR. Fue en 1968 donde Rosario obtiene el subcampeonato. Ese mismo año también integró el Seleccionado del Interior UAR en el Test Match contra Gales y al año siguiente formó parte del equipo del Seleccionado Mayor de la Unión de Rugby de Rosario en el partido contra Escocia.

A partir de 1970 fueron agregando nombres a las listas de distintos seleccionados. Así fueron convocados además de Pancho Landó, Ricardo Paganini y Eduardo Mainini El combinado británico Oxford-Cambridge jugó en Rosario en 1971 y en el equipo de la unión local Jockey seguía sumando nombres. A Landó, Paganini y Mainini se agregó Lisandro Huljich que junto a Mainini formaron parte del plantel rosarino que al año siguiente (1972) enfrentó a Lez Gazelles. Mainini. por su parte, volvió a ser convocado al seleccionado de la unión en 1973, junto a Ricardo Paganini, Ricardo Muzzio y Fernando Villavicencio, y al Seleccionado del Interior para el partido contra Rumania.

Mientras seguía contribuyendo con los seleccionados locales, pronto el Jockey tendría nuevas alegrías, ya que tendría su primer Pumita José M. Lotti, y también su Puma. Esta última distinción fue para Gustavo Milano, quién con la camiseta argentina disputó 30 caps y el I Mundial de Rugby en 1987. Milano fue el primero y tras de él fueron otros los que vistieron la codiciada camiseta de los Pumas en la mayor competencia ecuménica: Guillermo del Castillo jugó la II Edición de la Copa Williams Webb Ellis en Europa (1991), mientras que Rodrigo Crexell fue convocado además en el 1990, ‘91, ‘92, ‘93. Ezequiel Jurado (96,’97,‘98 y ‘99), Martín Sugasti y Fernando del Castillo (‘96, ‘97 y ‘98) hicieron lo propio en la RWC que se llevó a cabo en Sudáfrica en 1995. Precisamente en esa competencia otro hombre del Jockey, Ricardo Paganini, compartió la dupla técnica con el tucumano Alejandro Petra.

Obviamente si bien esas fueron las convocatorias más trascendentales, no fueron las únicas. El seleccionado Provincias Argentinas UAR requirió de los servicios de varios hombres de Fisherton: Gustavo Milano (‘87, ‘88, ‘89), Guillermo del Castillo (‘87, ‘88, ‘89), Rodrigo Crexell (‘88, ‘89), Sergio Ansaldi (‘88), Pedro Baraldi (‘88), Mariano Baraldi (‘89), y Christian Schnaider (‘89).

También los Pumas contaron entre mundial y mundial con jugadores del Jockey que aportaron lo suyo como por ejemplo los casos de Diego Silvetti (‘93 y ‘96 Mundial).


Los Pumitas de Fisherton

José María Lotti fue el primer Pumita que tuvo el Jockey. En 1976 el equipo que integró se consagró campeón en el III Campeonato Sudamericano Juvenil que se llevó a cabo en Santiago de Chile. Diez años después la convocatoria fue para Rodrigo Crexell. Peto disputó el Primer Campeonato Mundial Fira M19, en Berlín, Alemania y salió campeón. Desde allí el aporte del Jockey a los Pumitas fue casi constante: Santiago Casiello ‘88, Fernando del Castillo ‘90, Nicolás D’Angelo ‘93 y ‘94 (siendo el Capitán), Alfonso Amuchástegui ‘93, Alejo Fradua ‘96 y ‘97, Carlos Abut ‘96 y ‘97, Luciano Baetti "99 (siendo el Capitán), Alberto Di Bernardo ‘99, Gonzalo Lascurain ‘99, Agustín Tamborini ‘99, Agustín Cavalieri ‘99. Baetti, Di Bernardo y Lascurain habián sido llamados anteriormente en 1998 para integrar el Seleccionado Argentino M18 para participar del Campeonato Sudamericano y del cual salieron Campeones, y en el 2000 Agustín Cavallieri y Nicolás Carizza participaron del Campeonato Sudamericano M 18 disputado en Montevideo que salió Campeón.

El Seleccionado Argentino M 21 también tuvo en sus filas a jugadores del Jockey Club de Rosario. Nicolás D’Angelo ‘95 y ‘96, Alfonso Amuchástegui ‘95, Federico Quaglia ‘96, Alejo Fradua ‘98 y ;99, Juan Ignacio Castro ‘99, Carlos Abut ‘99, Agustín Conti ‘99, Luciano Baetti ‘99, Alberto Di Bernardo ‘99, y Mario Spirandelli ‘99, en el 2000 Luciano Baetti, Alberto Di Bernardo y Mario Spirandelli participaron del Seleccionado Argentino M-21 en el VI Torneo Hemisferio Sur M 21 (Argentina).


Barbarians, la idea de la excelencia del juego

En 1986 comenzó a gestarse en el Jockey Club de Rosario la creación de los Barbarians Argentinos, una idea que nació de Jorge Trevisan, Ricardo Paganini y Gustavo Milano. Fue entonces que a manera de festejo primero se formó un equipo de Invitación XV conformado por los mejores jugadores de Rosario que además debían reunir otro requisito: tener buena conducta dentro y fuera de la cancha y además ser amigos del club.

En 1987 y 1988 se volvió a repetir la experiencia. Esta iniciativa producto también del trabajo de dirigentes y de toda la gente de rugby del Jockey comenzó a crecer. En 1989, a través de amistades en la Unión Argentina de Rugby, Jockey trató de ver la posibilidad de transformar esa invitación en un Barbarians ya que el que se realizó en 1988 los invitados fueron todos los Pumas. El hecho de hacerlo todos los años y teniendo en cuenta que se daban algunas características muy similares a lo que eran los Barbarians en las Islas Británicas, la idea de propagarlo por Argentina comenzó a ser un sueño. La idea de que la excelencia del juego debe ser premiada, como también la amistad y las buenas conductas se hacía cada vez más fuerte.

Así comenzó a gestarse y con alguna anuencia escondida, sin tener la aprobación total de la Unión Argentina. El Barbarian Team Argentina comenzó a cobrar forma y la gente de Fisherton empezó a darse algunos gustos como por ejemplo la de formar la pareja de medios con Daniel Baetti y Hugo Porta.
Otros nombres que desfilaron por el equipo fueron Dengra, Cubelli, Morel, Sauze, Loffreda, Cash, Méndez, Iacchetti, Garretón, Beltranou, Petersen, Merlo, Terán, Cuesta Silva, Poet, Allen, Rosas Paz, Molina, Pichot, Arbizu, Romero Acuña, Discaciatti, Phelan, Fernández Lobbe, los hermanos Contepomi, entre tantos distinguidos jugadores.